¿Cómo es el sistema de producción de carne de cerdo en Lomarosa?

Si eres amante de los cerdos como nosotros, seguramente te has preguntado más de una vez cómo son los sistemas de producción y el manejo de las carnes antes de su venta. ¡Pues estás de suerte! Hoy, compartiremos contigo algunos de los procesos “detrás de cámaras” que hacen que nuestros cortes de carne de cerdo sean una verdadera delicia.

Produciendo calidad ¡con ciencia!

En Lomarosa, somos productores tecnificados de cerdo. Esto significa que usamos datos precisos y herramientas de punta para desarrollar y ejecutar técnicas con las cuales estandarizar la producción de la carne. Así, podemos garantizar que recibes siempre la misma calidad, sin importar el corte que elijas.

¡Estas prácticas se notan en todo lo que hacemos!

  • Criamos cerdos de primera, con material genético recibido de granjas núcleo de categoría mundial.
  • Agrupamos a los cerdos por edad. Así, podemos alimentarlos, vacunarlos o desinfectar los espacios con mayor eficiencia.
  • Contamos con procedimientos específicos para las diferentes etapas del ciclo productivo: nacimiento, lactancia, precebo y ceba.
  • Diseñamos alimentos balanceados para las necesidades nutricionales específicas de los cerdos en cada una de sus etapas.
  • Y, por supuesto, tenemos estrictas medidas de bioseguridad, tanto para cerdos como los humanos que los cuidan. La sanidad es la base de todas nuestras operaciones.

Todo esto lo hacemos de acuerdo a las disposiciones emitidas por el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), la principal autoridad agropecuaria del país.

Buenas prácticas en todo momento

Antes de ser refrigerados, nuestros cerdos atraviesan un extensivo proceso de limpieza para garantizar la inocuidad de los cortes. Esto, sumado a toda la información de identificación, movilización y condición sanitaria que registramos, es el secreto detrás de la calidad de nuestros productos.

Una vez que los cerdos están listos para ser procesados, manejamos la carne con el mayor de los cuidados, siguiendo las Buenas Prácticas de Manufactura certificadas por el INVIMA en materia de:

  • Instalaciones
  • Equipos y utensilios utilizados
  • Capacitación del personal
  • Requisitos higiénicos
  • Control de calidad
  • Almacenamiento, transporte y comercialización
  • Vigilancia y control

La carne fresca se mantiene constantemente entre -2° y 4° C, mientras que los cortes congelados se conservan por debajo de los -18° C, en cuartos fríos limpios, desinfectados y debidamente cerrados, siempre separada y sin pesos encima. Incluso durante su transporte, los cortes se mantienen a esta temperatura óptima.

Puedes conocer más sobre nuestros cortes y prácticas de la finca aquí.

Cortes especiales, manejos especiales

Si algo nos caracteriza, es que siempre buscamos la excelencia. Por eso, no nos quedamos con los parámetros establecidos y vamos más allá para preservar la calidad de la carne de cerdo que compras.

  • Mantenemos las canales (los cuerpos de los cerdos ya procesados) refrigeradas en todo momento, para ayudar a mantener la firmeza que tanto caracteriza a esta carne.
  • Cada canal es colgada de las patas, para evitar daños a la unidad, como golpes o fracturas, que pueden afectar la calidad del producto.
  • Hacemos los cortes en contra de la fibra, para disminuir el contenido de tejido conectivo de nuestros productos. Recibes cortes suaves y tiernos siempre.
  • Utilizamos el sistema PEPS (primero en entrar, primero en salir), para asegurarnos de que cada uno de nuestros clientes recibe cortes lo más frescos posible.

¿Qué puedes hacer para conservar los cortes que compras?

La calidad de la carne que recibes puede variar por muchos factores, especialmente la temperatura a la que la conservas y cómo la preparas. Por eso, también tenemos algunos consejos que pueden ayudarte a darle un tratamiento premium a nuestros cortes. ¡Te ayudarán a disfrutarlos más!

  • Al recibir un pedido, refrigéralo inmediatamente en la zona más fría del refrigerador.
  • Evita cortar las piezas que no vas a utilizar pronto: las piezas enteras se conservan mucho mejor y por más tiempo.
  • Utiliza recipientes con rejilla para permitir que la carne escurra sus jugos.

Además, si quieres cocinar como los expertos:

  • Deja que la carne se descongele por completo, hasta que esté a temperatura ambiente, antes de cocinarla.
  • Aunque la carne de cerdo se puede preparar de una infinidad de formas, las cocciones secas, como el asado, a la plancha, al sartén o al horno, son las que mejor preservan el sabor y la calidad del corte.
  • Si estás cocinando a la plancha, sartén o parrilla, evita darle muchas vueltas a la carne de cerdo (a menos que sea una pieza muy grande). Así, tendrás una mejor penetración de calor.
  • Para resaltar el auténtico sabor del cerdo, puedes preparar la carne sin marinar o condimentar. Utiliza solo sal gruesa, ya que potencia las características de los cortes y se adhiere mejor.

Y lo más importante: si planeas refrigerar un corte ya cocinado (aunque te aseguramos que nuestras carnes son tan ricas que es muy difícil que sobre algo), evita que esté en contacto con las carnes crudas. ¿Te animas a incorporar más cerdo a tu dieta? ¡Visita nuestro catálogo de productos y háznoslo saber!

Mis pedidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.